10 LAGOS DE BAVIERA INCREÍBLES A LOS PIES DE LOS ALPES

Maravillas del mundo Descubre las maravillas del mundo donde puedes viajar y hacer turismo

 

Hay formas y formas de clasificar tus sitios favoritos cuando viajas por el mundo. Podría haber hecho ésta lista organizada por los lagos más bonitos de Baviera, los más cercanos a Múnich, los más familiares, los más accesibles y un largo etcétera. En cambio, sencillamente elegí organizarlos según los fui conociendo durante los años que viví en la capital bávara.

Baviera es una de las regiones más bellas de Alemania y en tu visita puedes rodearte de hermosos parques naturales, lagos de aguas cristalinas, pintorescos pueblos y, por supuesto, una vibrante metrópoli: Múnich. Si tu visita por Baviera se alarga por unos días o bien te planteas hacer una ruta más allá de los pueblitos o si te has mudado a la zona y te apetece explorar el estado bávaro, éste post es para ti.

Dejando atrás la gran urbe,


podrás adentrarte en la Baviera más rústica, atravesando poblaciones con gran riqueza cultural: edificios ornamentados, palacetes barrocos, castillos medievales… y sin dejar atrás los preciosos y espectaculares lagos de aguas cristalinas, que bien invitan a relajarse o incluso bañarse cuando el clima lo permite.

Déjate seducir por Baviera y la jovialidad de sus gentes y disfruta de la majestuosa belleza paisajística de esta región a través de éstos 10 lagos de Baviera que no tienen desperdicio y que merecen su buena visita.

A apenas 30 kms de la capital, encontramos uno de los lagos de Baviera favoritos de los muniqueses. Paisajes increíbles, puestas de sol de ensueño y aguas provinentes del deshielo de los Alpes ideales para zambullirse. Uno de los destinos familiares más top del sur de Alemania.

Qué hacer: Con los Alpes de fondo, el lago ofrece escenas épicas para los fotógrafos. y pueblitos pintorescos cómo Starnberg, Berg o Ambach. Es un destino para todos los gustos: Explanadas infinitas dónde hacerse un buen picnic, zonas de baño para los más atrevidos e incluso ferrys que permiten disfrutar del lago desde otra perspectiva. A lo largo de las orillas uno puede encontrar todo tipo de restaurantes, casas de pescadores y locales dónde hacer una parada y probar por ejemplo un típico bocadillo de trucha asalmonada con una cerveza bávara artesanal.

Un must: Está rodeado de bici-carriles, una de las actividades favoritas de fin de semana y de las más divertidas para pasar un día completo. Puedes llevarla contigo desde Múnich o bien alquilarla a tu llegada (de primavera a otoño es más fácil).

Cómo llegar: Desde el centro de Múnich, se llega directamente al lago con la línea S6 del S-Bahn en dirección a Tutzing en apenas media hora. Dos paradas dejan paralelamente al lago.

Rutas de senderismo, un lago con vistas privilegiadas y uno de los pueblos más coloridos y de ensueño de la zona cercana a la capital. Cuando la primavera asoma su cabeza en Baviera y el invierno empieza a despedirse, los lagos de todo el estado toman protagonismo y Tegernsee es uno de esos destinos que no pasan de moda entre los locales y los turistas para sus excursiones de fin de semana y los primeros baños del año.

Apenas a 50 kilómetros de Múnich, le debe su nombre a la abadía que Tegernsee del siglo VIII d.C. y que a día de hoy es fácilmente reconocible en todas sus postales. Y no sólo el pueblo de Rottach – Tegernsee merece la pena; hay 4 pueblos a orillas del lago que dan la excusa perfecta para explorar la zona: Rottach-Egern, Kreuth, Gmund y Bad-Wiessee.

Qué hacer: Paseos a orillas del lago y entre pueblos con encanto, montañismo y senderismo para todas las edades, barcos turísticos, nadar o pescar son sólo algunas de las actividades que ofrece la zona. Además de saborear cerveza artesanal de historia ancestral o probar comida medieval sin parangón.

Un must: Subir en teleférico hasta la cima de Wallberg y tomarte una cerveza con unas vistas espectaculares. Se puede vislumbrar en un día despejado el pico más alto de Alemania: el Zugspitze.

Cómo llegar: En un tren regional BOB desde Hauptbahnhof. Hay trenes cada pocos minutos desde Múnich hacia Tegernsee directos y que tardan aproximadamente una hora hasta el lago. Suelen salir de los andenes 25 al 31.

Considerado el lago más bonito del sur de Alemania, es un auténtico paraíso para los amantes de la naturaleza así cómo un destino ideal para relajarse y disfrutar el aire alpino más fresco y unas aguas turquesas difíciles de olvidar. A los pies de la cima más alta de todo el país, no se pueden esperar más que impresionantes vistas de los Alpes Bávaros. Una recomendación si eres amante de la fotografía: Anímate a madrugar para llegar al lago a primera hora de la mañana y conseguir fotografías espectaculares cuando el agua está más tranquila y se reflejan los paisajes en su superficie.

Qué hacer: La actividad más común es el senderismo pero se puede hacer kayakismo, nadar entre sus aguas turquesas o alquilar un bote a remos o una bicicleta y recorrer los senderos aledeaños. Son algunas de las actividades que ofrece uno de los lagos más hermosos de Baviera y de todo el sur de Alemania.

Un must: Recorrer el sendero que sigue las orillas del lago para disfrutar de unas vistas panóramicas de escándalo. Una caminata de aproximadamente unos 7 kilómetros y que es accesible para todos: adultos, niños y discapacitados.

Cómo llegar: Hay dos opciones en transporte público. La primera es ir desde Múnich a Garmisch-Partenkirchen en tren y una vez en Garmisch tomar un autobús directo al lago. Opción económica aunque un poco más larga y pesada. La segunda opción es tomar el tren que conecta Múnich con la falda del Zugspitze; el llamado Zugspitzebahn. Un poco más caro pero rápido y directo.

Llamado el mar de Baviera, no hay mejor forma de definirlo: lagos y castillos de Baviera, dos en uno.

Es el lago más grande de Baviera y está a unos 90 kms de la capital del estado. Lo que distingue éste lago del resto es la posibilidad de visitar islas, pueblos y castillos en una sola visita.

Qué hacer: Visitar las dos islas principales del lago, Herreninsel y Fraueninsel es uno de los objetivos principales de la zona. Pero el lago cómo la mayoría de los lagos bávaros, están adaptados para hacer largas caminatas con paisajes hermosos de fondo. Hay tres grandes tours para visitar las islas y los alrededores en ferry, pero la mejor opción es el tour por la zona oeste del lago y que incluye las dos islas y dos pueblitos a las orillas; Gstadt y Bernau.

Un must: Visitar el palacio de Herrenchiemsee en la isla de Herreninsel. El tercer palacio construído por el rey Ludwig II o archiconocido el Rey Loco. Un intento de imitación del palacio de Versailles. Opulencia, despilfarro y jardines infinitos.

Cómo llegar: Desde Hauptbahnhof en tren se tarda alrededor de una hora en llegar. Debes comprar el Bayern-Ticket y tomar el tren Meridian que une Múnich con Salzburgo y bajarte en Prien am Chiemsee. De allí hay que tomar un bus hasta el muelle de Chiemsee o bien hacer una pequeña caminata de unos 15 minutos hasta el lago.

TIP: En verano existe un tren histórico (de 1887) que une la parada de tren con el muelle, el llamado Chiemseebahn. Con el Bayern-ticket hay un 10 por ciento de descuento en los precios tanto del Chiemseebahn cómo los barcos que recorren el lago.

A unos 70 kms y alimentado por varios ríos de origen alpino, éste lago genera energía hidráulica para varias zonas del estado de Baviera. Rodeado por las montañas alpinas de Herzogstand y el Jochberg, es llamado el mar de los Alpes.

Qué hacer: Los vientos que se forman gracias a las cordilleras que lo rodean permiten la práctica de todo tipo de deportes acuáticos. La actividad más común es subir a la cima del monte Herzogstand en un trayecto de unas 2 horas de ida dónde se encuentra un restaurante con unas vistas panorámicas de escándalo.

Un must: Salirse de lo común y visitar no solamente el lago sino los pintorescos pueblos de los alrededores a los que puedes acceder fácilmente en autobús o en bicicleta (a mi opinión, la mejor manera de visitarlo).

Cómo llegar: Desde la estación central de Múnich debes coger el regional que lleva hasta Kochel. Una vez allí, justo en las inmediaciones de la estación de tren, hay un autobús que conecta directamente con el lago. Se trata del bus 9608 en dirección a Garmisch.

Königssee pertenece al Parque Nacional Berchtesgaden y es el lago más profundo de Alemania. Mucha gente afirma que también es el lago alpino más hermoso de Alemania (aunque en eso difiero un poco). También es uno de los destinos más visitados del país (lo cuál es totalmente cierto). El pueblo recibe el mismo nombre que el lago y es una fuente de inspiración con todas sus casas de estilo alpino que parecen salidas de cuento. Metamorphosis Quotes About Isolation - The Quotes

Ten contemplado no sólo un día en el lago porque te aseguro que vas a querer extender tu visita. Zapatos cómodos, ropa caliente (por las noches y a la bajada del sol hace su presencia el frío), baterías cargadas, unos bocadillos o tupperwares y ¡a disfrutar!

Qué hacer: Desde la plaza principal salen varias rutas que recorren los alrededores del lago adaptadas para todos. Se pueden disfrutar de caminatas con panorámicas únicas que van a llenarte más de una memoria de la cámara. Otra opción y una de las más aceptadas por los visitantes es recorrer el lago navegando hasta llegar a la reconocida iglesia de Saint Bartholoma. Un viaje digno de vivirse una vez en la vida.

Un must: Visitar Salet (la última parada del viaje en barco) y caminar unos 15 minutos hasta el lago Obersee o bien subir desde Saint Bartholoma a la capilla en el hielo (Eiskapelle). Son unos 6kms de subida pero si te gustan las aventuras fuera de lo común, apúntate ésta.

Cómo llegar: Debes madrugar mucho o bien planear la visita para dos días si quieres ir en transporte público. El trayecto en tren es de dos horas desde Hauptbahnhof hasta Berchtesgaden y debes comprar el Bayern-Ticket. Cuando compres el ticket debes poner cómo destino Königssee Seelände, Schönau a. Königssee. Debes bajarte en Berchtesgaden y de la parada de tren tomar el autobús 841 hasta Schönau am Königssee en un trayecto de unos 10 minutos. Cómo ves, el total son unas dos horas y media aproximadamente por eso no te recomiendo salir más tarde de las 6/7 de Múnich.

TIP: Un ejemplo de horario ideal para ir y volver: Salir en el primer tren a las 05:56 am para llegar a Konigsee a las 9: 30 aproximadamente. Para volver, tomar el autobús de vuelta desde Schonau am Konigsee a las 18:57 para llegar a Múnich aproximadamente a las 22:15.

Con el Rin cómo fuente principal, un paseo de ensueño a orillas del lago Bodensee o Constanza mientras visitas el pintoresco y coqueto pueblo de Lindau es la excusa perfecta para escaparte de Múnich. Conocido como el mar de Suabia, el lago de Bodensee ocupa una extensión de más de 500 kms cuadrados. Es el tercer lago más grande de Europa y hace frontera con tres países: Alemania, Austria y Suiza. Puedes desayunar en Suiza, almorzar en Austria y cenar en Alemania, todo en un solo día. Ni tan mal oye.

La parte antigua de Lindau se halla enclavada en una pequeña isla sobre el lago, unida a tierra firme y a la zona nueva por un viaducto y un puente. La atmósfera que rodea este lugar es sencillamente mágica y disfrutar tanto de un amanecer cómo de un atardecer desde el puerto, es algo que difícilmente vas a olvidar. Lindau está llena de edificios medievales, restaurantes románticos, paseos en barco y paseos peatonales y todo ello, a orillas de uno de los lagos más completos de Baviera.

Qué hacer: Disfrutar del entorno y las vistas del lago mientras caminas por el paseo marítimo es lo primero que uno debe hacer al llegar. Pero tienes muchas otras opciones: visitar el elegante y coqueto casco histórico de Lindau, contemplar el faro más meridional de todo el país o tomar un ferry para ver las orillas del lago desde otra perspectiva son algunas de las mejores cosas que puedes hacer. Y obviamente sin olvidarte de tomar un millón de fotos hasta el cansancio. Además las orillas del lago están plagadas de senderos por los que caminar incluso si llevas cochecito de bebé o lanzarte en bicicleta.

En las épocas de más calor se organizan actividades acuáticas para pequeños y mayores. Podrás incluso alquilar un bote para navegar.

Un must: No puedes perderte las vistas des del mirador del faro.

Cómo llegar: En tren hay conexiones directas entre Munich y Lindau y se pueden encontrar buenas ofertas por unos 17 euros en Intercity directo. Lo que si debes calcular es que el trayecto total dura unas 2 horas 45 minutos mínimo. Es más recomendable llegar a Lindau en tu propio coche, pero si te decides en ir en tren, te recomiendo el uso del Intercity directo.

TIP: El hecho de que el lago se encuentre en un lugar privilegiado y la renta por cápita sea bastante más alta de lo esperado, hace que los precios de la comida sean un poco altos. Mi recomendación es que te prepares unos bocadillos o unos tupperwares y así economizarás tu visita.

Situado al sur de Múnich y a 4 km de Fussen, el lago de Alpsee es de los enclaves más visitados de Baviera puesto que se encuentra rodeado de dos de los castillos más emblemáticos de Alemania: Hohenschwangau y Neuschwanstein.

Debido a la proximidad de los castillos y los cisnes salvajes que se pasean por el lago a sus anchas es una visita privilegiada y obligada. Zona que ha inspirado poemas, canciones y películas ¡te enamorarás!

Qué hacer: Sin lugar a dudas, además de visitar los castillos una de las mejores cosas que puedes hacer en tu visita es dar una vuelta completa al lago, que apenas son 5 kms y las vistas son sencillamente preciosas. Aguas cristalinas, rincones románticos y una desconexión total de la ciudad. Uno de los lagos de Baviera imperdibles para locales y turistas.

Un must: En invierno (si el cambio climático sigue permitiendolo) el lago se congela completamente. Son pocos los que se atreven a patinar en él, pero en invierno con un poco de suerte podrás fotografiar alguno.

Cómo llegar: En tren hay conexiones directas entre Munich y Fussen cada hora. En un trayecto de unas dos horas llegarás al encantador pueblo de Fussen, que bien merece una visita. Desde la misma estación, salen los autobuses que conectan el pueblo con Schwangau, dónde se ubican los dos castillos de Hohenschwangau y Neuschwanstein y el lago de Alpsee.

Patrimonio cultural y religioso, cerveza y naturaleza. Una de las excursiones favoritas de los muniqueses es la escapada a Ammersee. Pero no precisamente para visitar el lago (que no deja de ser bonito) sino para visitar un enclave muy guay: el monasterio benedictino de Andechs.

Qué hacer: Sin lugar a dudas, fotografiar el lago por todos sus ángulos, las tradicionales actividades cómo nadar o las clases de vela. Los bosques colindantes y sus caminos son ideales para el senderismo.

Un must: Cómo ya he dicho, la excursión senderista al monasterio de Andechs es lo más. Desde Herrsching parten la mayoría de senderos hacia el monasterio en un recorrido de unos 11 kms i/v y al final de la ruta te espera una de las cervezas más amadas de Baviera. La cerveza artesanal que se elabora exclusivamente en el monasterio por los monjes desde hace siglos.

Cómo llegar: En tren suburbano, se llega a orillas del lago en apenas unos 20 minutos desde Hauptbahnhof. Debes ir en la línea S8 hasta Herrsching a orillas de Ammersee.

Uno de los pocos lagos de Baviera que se encuentran en el anillo urbano y aunque no se encuentra a los pies propiamente de los Alpes ni es un lago natural, lo entro en ésta lista por ser uno de los mejores lagos dónde pegarse un chapuzón cuando el calor en la ciudad ya aprieta. Cerca del trabajo y de casa, una escapada que puede ser válida para cualquier día del año. Tiene su encanto particular y es ideal para aquellos que sienten nostalgia de la playa.

El lago de Riem fue el resultado de un proyecto gubernamental de readaptación del antiguo aeropuerto de Múnich cerrado en 1992. Se reconvirtió el área del antiguo aeropuerto y actualmente el lago de Riem forma parte de un gran parque público de acceso gratuito de 130 hectáreas.

Qué hacer: Uno de los lagos más completos. Zonas de sol y sombra, una playa artificial con arena real, aguas no tan frías cómo la de los lagos naturales en los Alpes, zonas de juegos para niños e incluso chiringuitos. Y obviamente no se pueden olvidar los biergarten a sus alrededores que hacen las delicias de los cerveceros.

Un must: Darle una vuelta al lago y apreciarlo por todos lados. Es un camino de unos 20 minutos y si el tiempo acompaña, es una buena excusa para caminar un ratín.

Cómo llegar: En 20 minutos el tren suburbano conecta Hauptbahnhof con el lago usando la linea U2 y caminando unos 10 minutos. Otra opción es la conexión en autobús usando las líneas 190 o 234.

Y hasta aquí mi lista de los 10 lagos de Baviera más destacados,


hay para todos los gustos, colores y tipo de viajero. y estoy segura que ninguno de ellos te va a decepcionar.

¡Nos vemos en los siguientes posts con más historia, más curiosidades, más listas y muchas ganas de Múnich y Baviera!

2022-11-01

10 LAGOS DE BAVIERA INCREÍBLES A LOS PIES DE LOS ALPES

Hay formas y formas de clasificar tus sitios favoritos cuando viajas por el mundo. Podría haber hecho ésta lista organizada por los lagos más bonitos de Bav

turismo

es

10 LAGOS DE BAVIERA INCREÍBLES A LOS PIES DE LOS ALPES

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

10 LAGOS DE BAVIERA INCREÍBLES A LOS PIES DE LOS ALPES

Top 20