Los 15 destinos de Europa más baratos

Maravillas del mundo Descubre las maravillas del mundo donde puedes viajar y hacer turismo

 

Belgrado, Serbia

 

 

Si te gustan los grandes monumentos, la capital serbia es un lugar que querrás conocer. Puedes comer por 5 euros y hospedarte por 10, así que no hay excusa que valga para no hacerlo. La capital de Serbia a la que llaman la «Ciudad Blanca», se encuentra situada en la confluencia del río Danubio.

Si viajas a Belgrado, no te puedes perder el Museo de Nikola Tesla, la catedral de St. Michel’s o el Templo de San Sava, además de su Fortaleza y de la famosa Plaza de la República. Lo mejor de todo es que sigue manteniendo sus precios asequibles para los viajeros con presupuesto no muy alto, por lo que no te será difícil visitar sus museos durante el día o salir a tomar algo por la noche con poco dinero.

Los precios de la ciudad, sin duda son otros de sus grandes puntos a favor. El precio medio de un hostal pueden rondar los 8 euros, mientras que salir a comer te puede salir por 5-6 euro y una cerveza pinta no supera los 2 euros.

Praga, República Checa

 

 

Es la capital de la República Checa. Está situada a orillas del río Moldava. Es la ciudad más poblada del país y la séptima de Europa Central. Su casco histórico es Patrimonio de la Humanidad y la convierten en una de las veinte ciudades más visitadas del mundo. La República Checa sigue siendo unos de los destinos más baratos de Europa, a pesar de estar de moda.

A los amantes de los castillos les encantará recorrer la historia del país. Hluboka, Castillo de Praga, Karlstejn, estos son algunos de los lugares que no debe perderse. Para una salida familiar, visite el zoológico de Praga, que le costará solo 7,40 euros por adulto y 5,55 euros para un niño de 3 a 15 años.

Riga, Letonia

 

 

Esta sorprendente ciudad no suele estar incluida en los rankings, pero últimamente está obteniendo el reconocimiento que se merece. Con una arquitectura art-nouveau de postal, Riga no tiene nada que envidiarle a otras capitales más conocidas de Europa, especialmente dado que, además de linda, es muy pero muy barata.

Su casco antiguo tiene incontables bares y cafés con excelentes precios, así como varias iglesias y museos que puedes visitar por entradas a muy bajo costo. Tanto es así, que tanto el precio de una noche de hostal como el de comer en cualquier sitio, rondan los 7 euros. Además, el precio de una buena cerveza no sobrepasa los 3 euros.

Podgorica, Montenegro

 

 

Podgorica tiene tan solo 150 mil habitantes, por lo que es una ciudad perfecta para recorrer en solo un par de días. Debido a los bombardeos que sufrió durante la Segunda Guerra Mundial, esta capital no se destaca por sus grandes monumentos históricos, aunque sí pueden verse aún algunas joyitas. Entre ellas encontramos la Catedral de la Resurrección de Cristo o el antiguo campanario turco del centro histórico.

Sin embargo, si te gustan las ciudades relajadas y con ritmo a pueblo, Podgorica es un destino para disfrutar lento pagando poco y usar como base para descubrir las incontables maravillas naturales de Montenegro.

Los precios medios del alojamiento en un hostal humilde y de buenas impresiones, rondan los 8 euros la noche. Por otro lado, comer fuera tampoco resulta caro, llegando a costar una media de 5 euros por persona. Además, en pocos sitios vas a encontrar una pinta por tan bajo coste: 1,50 euros.

Viena, Austria

 

maravillas de viena

 

Viena sigue siendo una capital relativamente barata en Europa y muy accesible para los viajeros con presupuesto acotado. Además, esta muestra por donde pasas una elegancia imperial. La capital austriaca cuenta con un sinfín de atracciones turísticas para aprender de su historia, como palacios, museos e iglesias.

Asimismo, su cautivador casco histórico es uno de los más hermosos del continente, repleto de elegantes cafés donde sentarse a descansar un rato. No te dejes llevar por su apariencia tan costosa, Viena será amable con nuestra cartera y una parte inolvidable de tu viaje por Europa.

Esta mantiene un costo más elevado que el resto de la lista, pero no supone demasiado para un bolsillo medio. La estancia por noche en un hostal normal puede rondar los 16 euros la noche. Por otro lado, comer en la calle no supone tampoco un gran desembolso, puesto que el coste medio es de 10 euros. Además, si nos apetece tomar una cerveza, por 4 euros podremos disfrutar de una tranquilamente.

Budapest, Hungría

 

 

La capital de Hungría es una de las ciudades favoritas en Europa, dado que combina varias cosas que nos encantan: historia, entretenimiento y precios bajos. Ya sea que quieras disfrutar de sus majestuosos edificios, relajarte en sus termas, salir a sus míticos bares o hacer un recorrido gastronómico, Budapest te va a satisfacer de cualquier forma.

Es por eso que te recomendamos que, para tu siguiente viaje, tengas en cuenta esta increíble ciudad barata en Europa. Aquí podrás relajarte en sus espectaculares baños termales, cruzar el Puente de las Cadenas o salir a tomar algo a los bares en ruinas.

El precio del alojamiento es otro gran punto a favor, puesto que rondan los 10 euros la noche en un hostal. Además, salir a comer tiene un coste aproximado de 7 euros y tomarte una cervecita no supera los 1,50 euros.

Nápoles, Italia

 

 

Nápoles no deja a ningún viajero indiferente. Esta es una ciudad caótica, bulliciosa y energética, la reina del sur de Italia es un destino tanto amado como odiado por todos los que la visitan. Aquí encontraras una de las mejores pizzas de Italia, esta ciudad es perfecta para saborearla, recorrerla a pie y usar como base para conocer el resto de la romántica Costa Amalfitana.

Esta es una ciudad que hay que conocer para saber qué te despierta: estamos seguros de que te va a dejar con una mezcla de sensaciones inolvidable. No dudes en salir en busca de la mejor pizza de la ciudad, recorrer la Spaccanapoli y tomar un barco a las islas de Capri o Isquia.

Lo que más te sorprenderá de esta ciudad es su bajo coste. El alojamiento por noche sale aproximadamente por 13 euros, mientras que comer fuera ronda los 10 euros por persona. Además, si te pilla buen tiempo podrás tomarte una buena pinta por 3 euros.

Skopje, Macedonia

 

 

Aunque su nombre es impronunciable y probablemente ni siquiera hayas oído hablar de él, Skopje es una bella ciudad europea muy barata para viajar. Esta se encuentra en Macedonia del Norte. Aquí nació la Madre Teresa de Calcuta, y apenas necesitas unos 18 euros para pasar el día disfrutando de lo lindo entre montañas y naturaleza. Como hacer pintaderas canarias con barro

Pero es interesante también que se trata de una ciudad que se encuentra en pleno renacer, porque hay muchas partes de la misma que aún se encuentran en construcción. Y es que a la vieja ciudad se la querido dar una nueva cara más moderna y actual y, para ello, hay que derribar o rehacer la antigua. Por esta razón, aquí conviven edificios nuevos junto con zonas más viejas.

Berlín

 

 

Es la capital de Alemania y uno de los dieciséis estados federados alemanes. Se localiza al noreste de Alemania. Por la ciudad fluyen los ríos Esprea, Havel, Panke, Dahme y Wuhle. Con una población de 3,5 millones de habitantes, Berlín es la ciudad más poblada del país y de Europa Central. Así como la primera ciudad en población y la séptima aglomeración urbana entre los países de la Unión Europea.

Berlín es una ciudad mundial y un centro cultural y artístico de primer nivel. Es una de las ciudades más influyentes en el ámbito político de la Unión Europea y en 2006 fue elegida Ciudad Creativa por la Unesco. En 2009 la ciudad recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

Sevilla

 

 

Sevilla es otra gran idea en la que sumergirse durante San Valentín. Es un municipio y una ciudad de España, capital de la provincia homónima y de la comunidad autónoma de Andalucía. Es la ciudad más habitada de Andalucía. Su casco antiguo es el más extenso de España y el sexto de toda Europa en superficie, tras los de Roma, Nápoles, Venecia, Florencia y Génova, con 3,94 km cuadrados.

Su patrimonio histórico y monumental y sus diversos espacios escénicos y culturales la constituyen en ciudad receptora de turismo nacional e internacional: en efecto, se trata de la tercera capital de España por número de visitantes, tras Barcelona y Madrid.

Entre sus monumentos más representativos se encuentran la catedral, el Alcázar, el Archivo de Indias y la Torre del Oro, los tres primeros de los cuales fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco de forma conjunta en 1987.

Dresde, Alemania

 

 

Esta se encuentra en el estado de Sajonia. Estamos ante una de las ciudades más hermosas de Alemania, famosa por sus célebres museos de arte y su arquitectura de estilo barroco, completamente reconstruida después de un fuerte bombardeo en la Segunda Guerra Mundial.

Hoy en día, Dresde es una de las ciudades más baratas de Europa, donde no solo puedes aprender muchísimo de historia y arte, sino que también puedes relajarte en su paseo costero o en los imponentes jardines de la antigua aristocracia.

Es cierto que el precio del hostal no es de los más bajos de la lista, pero merece la pena. Por 15 euros la noche podrás disfrutar de un hostal agradable, y por tan solo 8 euros podrás comer en cualquier sitio bonito de la ciudad. Además, las cervezas no tienen un precio desorbitado, ya que rondan los 3 euros.

Sofía, Bulgaria

 

 

La capital de Bulgaria ha sido desbancada como la ciudad más barata de Europa. No obstante, esta alberga multitud de planes que te harán conocer la ciudad de una manera especial. Por otro lado, comer es muy barato, pues si vas a un restaurante local, puedes llenar tu estómago por 2 euros. Aunque si quieres pegarte el lujo de comer en un restaurante de la calle principal de la ciudad, tampoco te costará gran cosa, ya que puedes hacerlo por 5 euros.

Para echar un día en condiciones por Sofía, no tendrás que llevar mucho dinero, porque por menos de 30 euros, puedes conocer la ciudad a todo lujo. La capital es una mezcla de estilos perfecta entre sus principales habitantes históricos, que van desde griegos y romanos hasta otomanos y soviéticos, y que hoy en día ha llegado a ser una ciudad cosmopolita y moderna.

Aunque parezca mentira, una habitación puede costar alrededor de 7 euros la noche. Este es prácticamente el mismo precio al que te sale comer por la ciudad, que además te dejará permitirte el lujo de tomarte una pinta de cerveza por menos de 2 euros.

Bucarest, Rumanía

 

 

Esta bonita ciudad de Rumanía se encuentra entre las más baratas de Europa para viajar. No obstante, los costes de cualquier viaje aumentan según el estilo de vida que queramos llevar. Pero si decides viajar en plan austero, con unos 25 euros al día puedes darte el viaje.

El centro histórico de Bucarest es fantástico. Y su Parlamento impresiona por su grandeza. Además, si te gustan las historias de terror, debes saber que la tierra del Conde Drácula se encuentra muy cerquita de allí, a tan solo 2 horas de viaje. Así que puedes aprovechar la estancia para conocer a este icono universal, además de disfrutar de la bellísima Transilvania y, por supuesto, del encanto de Bucarest.

Kiev, Ucrania

 

 

Si te gustan las catacumbas y las culturas que rinden culto a la muerte, algo que desde el punto de vista de la historia y el esoterismo tiene su encanto. Kiev está plagado de estos lugares, como el monasterio de las Cuevas, entre otros. Pero, sobre todo, porque es precisamente Kiev, la capital ucraniana, la ciudad más barata en Europa para viajar.

Lamentablamente, que sea tan barata es debido a la devaluación de la moneda que ha sufrido el país, además de sus numerosos conflictos. Pero para quienes buscamos viajar ahorrando, Kiev es una genial idea.

Estambul, Turquía

 

 

Esta es algo más cara que el resto de opciones de la lista, no obstante no te dolerá el bolsillo. De hecho, el día puede salir por unos 33 euros. Y a cambio, la capital de Turquía tiene mucho para ofrecerte. Por ejemplo, la Catedral de Sofía, impresionante. O la Mezquita Azul, otro lugar con gran encanto.

El Palacio Topkapi tampoco está para perdérselo. Y lo mismo sucede con el Museo de Arqueología. ¿Qué más hacer para entretenerte en Estambul? Visitar el Palacio Dolmabahçe y la bella Plaza de Taksim. No hemos acabado aquí, porque cuando viajas a Estambul, tienes que pasear por sus bazares, para comprar especias y otras delicias artesanas.

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://maravillasdelmundo.es/destinos/destinos-baratos-europa/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20